Cuando llega la Navidad se me revuelve algo en el estómago, es como si me pegaran una patada en los huevos.

Las Navidades pierden todo sentido cuando tus queridos padres, hermanos, tíos o abuelos pronuncian las temibles palabras: "No, si los Reyes Magos no existen, somos nosotros los que te dejamos los regalos cada 5 de enero". Esto, claro, los menos avispados, porque los críos que piensan se dan cuenta ellos solitos de que les están engañando.
Pues eso, que la Navidad es una gran mentira en la que los comercios aprovechan para colarnos algún que otro producto de tercera para regalar (véase los bombones).

Se dan cuenta que ahora la Navidad se adelanta cada año más. En la ciudad en la que vivo tenemos un Carrefour. Este lleva con los adornos navideños desde principios de septiembre, hay que tener huevos.
Se a perdido el espíritu navideño en el que la familia entera se sienta a comer, merendar y cenar, y aun les queda tiempo para jugar al bingo. Año nuevo se convierte en un gran anuncio, ahora hasta la mastercard nos de el año nuevo (fíjense en televisión española, que antes podía emitir anuncios) y de la cabalgata de los reyes ni hablamos.

Después de despotricar contra lo mas sagrado que tenemos los españoles después de la siesta solo se me ocurre decir una gran mentira

Feliz Navidad y un buen Año nuevo

Publicado por El Padrino

1 comentarios:

Anammarriazu dijo...

A tonto que sea un niño, sólo tiene que hacer zapping para ver las distintas cabalgatas (Madrid, Barcelona, Sevilla,...) y ver que los "Reyes Magos" son demasiado Magos para estar en varios sitios a la vez (además de en su propio pueblo/ciudad) y además no parecerse en ninguna de sus variantes.

FUN FUN FUN Pero que listos nos creemos los adultos o que infravalorados tenemos a los crios

Publicar un comentario